IberLibro: la Biblioteca de Babel en la nube

¿Es la Biblioteca de Babel que imaginó Borges un sueño descabellado?

En este día del libro de 2022 me gustaría destacar un portal de venta de libros bastante extraordinario y aún poco conocido por el gran público. Despierta sin duda ese sueño de biblioteca infinita de todos los libros posibles… utilizando muy certeramente los recursos de la nube.

Por supuesto, todos conocemos ahora Todos tus libros, la excelente plataforma que las librerías españolas han puesto al servicio del público para hacer frente al gigante Amazon. Pero Iberlibro se había adelantado a esta iniciativa unos cuantos años y, sin embargo, sigue sin ser tan conocida como merecería. En concreto, fue fundada en 1995 en Canadá y publicó su página web por primera vez en 1996.

Se trata de un portal de libros de ocasión (y de otros objetos de colección y de arte) que reúne a toda una comunidad de libreras, libreros y bibliotecas de múltiples países y regiones del mundo en la que se puede encontrar casi todo —es decir, no solo novedades, sino también descatalogados, facsímiles, libros de colección…—, y muchas veces a un precio imbatible. Ni Amazon llega tan lejos… aunque hemos de decir que esta original plataforma fue absorbida por el gigante en 2008 y desde entonces funciona como subsidiaria.

Es un bemol que hace que personalmente prefiera ir a la librería y a la biblioteca más cercana, o acudir a Todos tus libros o a las páginas web de las propias editoriales. Sin embargo, cuando se trata de libros antiguos y descatalogados, IberLibro logra ponerte en contacto con una enorme red de librerías de ocasión y de bibliotecas de todo el mundo…

Entrando en la Biblioteca de Babel

Lo ilustraré con un ejemplo. Hace ya algún tiempo me interesé por las escritoras de la generación del 27, que en aquel momento un proyecto transmedia estaba rescatando y dando a conocer dentro del grupo denominado «Las sinsombrero». Hablamos, por supuesto, de María Zambrano y Rosa Chacel, las más conocidas y reconocidas; y también de María Teresa León, editora, escritora y activista, compañera de Alberti; Ernestina de Champourcín y Josefina de la Torre, las dos únicas mujeres incluidas por Gerardo Diego en su Poesía española contemporánea, antología considerada el acta de nacimiento de la Generación del 27, y Concha Méndez, gran editora y poeta, casada con Manuel Altolaguirre, entre otras.

Las sinsombrero
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: María Zambrano, Concha Méndez, la pintora Maruja Mallo, la escultora Margarita Gil Roësset, Rosa Chacel, Josefina de la Torre, Ernestina de Champourcín y María Teresa León, «las Sinsombrero».

En aquel momento todavía no existía Todos tus libros. Y, además, el problema era que, no tratándose de novedades, muchas de las obras que quería estarían descatalogadas y no podrían encontrarse en las librerías habituales. Ni siquiera en las bibliotecas accesibles al gran público y razonablemente próximas geográficamente.

Al inicio de mis pesquisas me encontraba en Barcelona, así que me pareció lógico acercarme a Pròleg, la librería de mujeres. Pasé una hora y media con una de las libreras, que conocía a fondo el tema y puso el local patas arriba tratando de ayudarme. Fue ya de quitarse el sombrero que tuvieran varios títulos de Zambrano y Chacel, e incluso un estudio sobre Champourcín, pero lógicamente, la labor de una librería de este tipo es mantener una oferta de libros relativamente recientes.

Seguí buscando en un par de librerías de viejo del Barrio Gótico, con resultado similar: solo salieron a la luz las Memorias de Leticia Valle, una de las novelas más conocidas de Chacel. Las obras de las menos celebradas quedaban pues fuera de alcance incluso por los mejores canales tradicionales.

¿Tenía que recorrerme España entera de librería de viejo en librería de viejo para encontrar alguna de esas joyas?

Volví a casa (vivo en la Alta Saboya francesa), y empecé las búsquedas en la red. Salieron algunos estudios sobre literatura del exilio, algún blog sobre poesía femenina con una selección de poesías de Josefina de la Torre y poco más. Me tapé la nariz y entré en Amazon, donde encontré algunas obras de María Teresa León (por ejemplo, Trabajos de una desterrada y La historia tiene la palabra); también Hojas sueltas, de Josefina de la Torre, pero poco más.

La experiencia en la página web de Casa del Libro no fue muy diferente: si bien en las búsquedas aparecían bastantes títulos, todos estaban descatalogados y, por consiguiente, inaccesibles. Además, no todos los libros podían adquirirse desde el extranjero.

Pero todos esos libros estaban en alguna parte. Me los imaginaba en librerías perdidas en ciudades perdidas a lo largo de la geografía española, cubiertos de polvo, o escondidos en rincones poco accesibles de alguna elevada estantería…

La tarjeta de presentación que acompañaba a uno de los libros comprado a través de IberLibro

Babel en la nube

Entonces caí en IberLibro. La verdad es que no recuerdo cómo. ¿Quizás me condujo la nube por sus racimos de azar? Con una simple búsqueda por nombre de las autoras encontré la obra completa de Josefina de la Torre, junto con una curiosa antología bilingüe, inglés-español, producida por un poeta estadounidense que me mandó el libro firmado y todo. Encontré también muchos de los títulos de la profusa Champourcín, entre ellos, el extraordinario Primer exilio, editado por Adonáis, un par de antologías, y La Ardilla y la Rosa (Juan Ramón en mi memoria), obra en prosa con sus recuerdos de Juan Ramón Jiménez; también me dejé tentar por una antología de Concha Méndez y, además, la famosa antología de Gerardo Diego con la que se creaba la Generación del 27. Podían encontrarse incluso las diversas ediciones de la misma.

Un poema de Primer exilio, de Ernestina de Champourcín, edición de Adonáis adquirida a través de IberLibro

Al hacer las búsquedas aparecieron asimismo varios números de revistas literarias de la época, entre las que seleccioné un par de números de Rueca, la revista mexicana de mediados del siglo XX que exploramos en esta otra entrada de nuestro blog.

En el espacio de un mes y medio fueron volando hasta mi casa las obras de Champourcín desde Santander, Granada, una biblioteca de Dunfermline y Wallingford (Reino Unido), Mishawaka (Estados Unidos) y Valencina de la Concepción (Sevilla); las de Concha Méndez desde Madrid; Los Poemas de la Isla, de Josefina de la Torre, desde Toledo, Ohio (Estados Unidos); Rueca desde Barcelona. La antología de Gerardo Diego, en dos ediciones distintas, me llegó desde Atlanta y desde la Reeves Memorial Library de Mishawaka (Estados Unidos).

Mi imaginación se había quedado corta. Los libros de todas aquellas escritoras olvidadas que ahora volvían al centro de la actualidad se encontraban, a veces, mucho más allá de la geografía española, muriendo de abandono en bibliotecas del otro lado del océano donde ya nadie se interesaba en ellos.

Dos páginas de Poemas de la isla, de Josefina de la Torre,

IberLibro operaba la magia. Los libros de las Sinsombrero podían volver a reunirse y a hablar entre sí ante mis ojos ávidos por conocerlas.

En todos los casos, la plataforma ofrecía información detallada sobre el estado de los ejemplares y en ocasiones también sobre su contenido, además del precio y los costos de envío. Era fácil elegir el mejor conservado, o el que menos costos de envío supusiera.

La calidad de servicio de IberLibro

La facilidad de búsqueda, el impresionante catálogo, el acceso sin trabas y sin fronteras a librerías y bibliotecas de tantos países, la claridad y profusión de la información editorial y el excelente servicio de IberLibro son un verdadero regalo. Ciertamente, saber que es subsidiaria de Amazon no me gusta (preferiría no alimentar a los monstruos que pueden comerme), pero detrás de IberLibro están también multitud de librerías de ocasión y de bibliotecas que te hacen sentir la lectora mimada de las y los verdaderos profesionales del libro, a los que la plataforma rinde un excelente servicio para la gestión de un stock valiosísimo que, de otro modo, quedaría sumido en el polvo y en el olvido.

Es la Biblioteca infinita de Babel en la nube, donde encontrar todos los libros posibles al alcance de un simple clic.

Mi pequeña biblioteca de «las Sinsombrero», reunida a través de IberLibro





1 thought on “IberLibro: la Biblioteca de Babel en la nube

  1. Estupenda investigación y buen resultado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close