Susan Fenimore Cooper

Susan Augusta Fenimore Cooper fue una escritora naturalista estadounidense del Siglo XIX, considerada en la actualidad como la pionera del género denominado «nature writing».

Nació en 1813 en Scarsdale (Nueva York) y falleció en Cooperstown (Nueva York) el 31 de diciembre de 1894, a la edad de 81 años. Fue ensayista, novelista, filántropa y biógrafa de su padre, el escritor James Fenimore Cooper —autor de títulos como El Cazador de Ciervos o El último Mohicano—, hacia el que sentía una gran admiración y apego.

Hoy la reconocemos como la primera autora que centra su escritura en la defensa de la naturaleza y del medio rural y en la crítica de la intervención humana destructiva por su libro Rural Hours (Diario Rural), publicado anónimamente en 1850 «por una dama» y del que apenas se hicieron diez ediciones en los dos siglos posteriores.

Rural Hours tiene forma de diario en el que la autora contempla el medio natural que la rodea y desde ahí reflexiona, describe y narra con una escritura colmada de intensidad poética. Nos apela a conservar la naturaleza y nos conciencia del peligro que supone para el medio natural la intervención desmedida de la mano humana. Sus descripciones minuciosas y detalladas se ilustran con sus propias acuarelas de aves y plantas.

Un testimonio de la originalidad de esta obra —y de lo que se esperaba de una mujer en la época— se encuentra en una carta que su propio padre escribió a su madre, en la que afirma lo siguiente:

He escrito a Sue para decirle cuánto me ha gustado su libro. No sé si tiene gran interés, pero es tan puro, tan elegante, tan maravillosamente femenino y encantador, que ya no dudo de su éxito eventual; digo «eventual», porque, en un primer momento, el mundo no va a saber qué hacer con él. Pero ella puede estar segura de que haré todo lo que pueda para ayudarla. Ha trabajado noblemente y merece su recompensa. En cualquier caso, nos ha gustado, y eso es lo mejor que podíamos esperar de nuestra querida hija.

Cooper fue considerada —y se consideraba a sí misma— como una naturalista aficionada, a pesar de que había estudiado botánica y zoología y de unas actitudes que podrían muy bien calificarse de científicas. Rural Hours captó la atención de naturalistas reconocidos mundialmente como Charles Darwin y el célebre Henry David Thoreau.  De hecho se escribió cuatro años antes que Walden, el clásico de Thoreau por el que fue considerado durante mucho tiempo el padre del «nature writing».

Cabe señalar que la profesionalización de las ciencias en Estados Unidos sucedió de forma gradual durante las últimas décadas del siglo XIX. Hasta 1860 había relativamente pocos científicos profesionales y las sociedades interesadas en temas científicos también se consideraban “literarias”. A finales de los años 1840, cuando Cooper registraba sus observaciones, y cuando las publicó en 1850 en Rural Hours, quedó situada en un plano similar al de otros escritores naturalistas de la época. Los métodos de observación que describe en otros ensayos o en introducciones a obras de esos otros escritores no dejan lugar a dudas sobre su dominio de los métodos científicos del momento. Sin embargo, en el prólogo a Rural Hours afirma que su libro no tiene ninguna pretensión científica, posiblemente consciente de que podía pensarse lo contrario, dada la difusa frontera que había en la época entre lo científico y lo literario.

Precisamente en esa afirmación, esa conciencia de no estar realizando una obra científica, sino de otra índole, podría haber sido el germen del nuevo género.

​Con la reedición en 1998 de Rural Hours, calificada ya como el «primer trabajo importante de tema medioambiental literario de no ficción escrito por una mujer americana», Cooper empezó a obtener un reconocimiento como escritora significativa por derecho propio. La obra fue editada en España por primera vez en 2018, por la Editorial Pepitas de calabaza, bajo el título Diario rural.

Cooper escribió asimismo una novela,  Elinor Wyllys, ensayos que sirvieron de introducción a las obras de naturalistas coetáneos, una continuación de Rural Hours titulada Later Hours, y varias crónicas basadas en sus observaciones naturalistas, en particular de la vida y la evolución de las poblaciones de pájaros de su región natal, como la que hemos traducido para LíbereLetras.

Fue asimismo una feminista defensora de la inserción de la mujer en todos los ámbitos de la sociedad, y escribió al respecto un ensayo en forma de carta sobre el sufragio de las mujeres, Female Suffrage: A Letter to the Christian Women of America. Dedicó también gran parte de su vida a obras sociales y benéficas.


Textos de Susan Fenimore Cooper en LíbereLetras

¡Ay, de los pájaros!
(Crónica inédita en español)


Fuentes consultadas

Wikipedia.org
«La primera escritora de naturaleza» (Miguel Ángel Ruiz, La Verdad, diciembre 2018)

«La primera mujer» (María Sánchez, El País, noviembre de 2018)

Online books by Susan Fenimore Cooper, en The Online books page

«Susan Fenimore Cooper», en History of American Women

Susan Fenimore Cooper, Essays on Nature and Landscape, editado por Rochelle Johnson y Daniel Patterson. Prólogo de John Elder. The University of Georgia Press, 2002.


La realidad se construye narrándola


1 thought on “Susan Fenimore Cooper

  1. Otra mujer digna de admiracion.Y pionera como.defensora de la naturaleza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close